Un buen producto no se vende solo. A la hora de venderlo, lo que hay que hacer en primer lugar es que el cliente lo vea, despertar su curiosidad y que lo escoja. En este punto elegirá si se lo queda o si sigue buscando. Todo comunica y un buen packaging debe mostrar las cualidades y valores del producto, debe ser distinguible de otras marcas y ofrecer la información que el consumidor necesite.

Con diseño de packaging también hablamos de diseño de etiquetas, de diseño gráfico e identidad de gama de producto, … Este diseño se puede aplicar a packaging alimentario, packaging gastronómico, packaging de moda, packaging cosmético o farmacéutico.

Una imagen vale más que mil palabras